¿Qué puedo hacer para gestionar mejor mis hormonas?

“El doctor del futuro no dará medicinas, sino que animará a sus pacientes a que se interesen por el cuidado del cuerpo, la dieta, y la causa y prevención de las enfermedades”.

– Thomas Edison –

Me parece una frase apropiada para empezar a hablar de los problemas de salud derivados de las gestión hormonal femenina ya que hoy en día se siguen prescribiendo multitud de fármacos de características diferentes para intentar paliar los síntomas derivados de la gestión hormonal tales como: dolor menstrual, hinchazón, cansancio, alergias, migrañas y un largo etcétera que se podrían minimizar, y en muchos casos, solucionar, simplemente cuidando de nuestro estilo de vida. No debemos olvidar que los diferentes fármacos que se recomiendan: antiinflamatorios, analgésicos, antihistamínicos, antidepreseivos, anticonceptivas orales… tienen efectos adversos en nuestra salud cuando se usan por largos periodos de tiempo y en muchos casos la mujer que recurre a ellos acaba usándolos toda la vida.

Pero vamos a centrarnos, hoy sabemos que el Dolor Menstrual o la Disminorrea DM afecta hasta a un 61,9€ de mujeres en edad fértil (Leroy et al., 2001), en cuanto a Síndrome Premenstrual SPM el numero asciende hasta el 73,7% de mujeres las que lo padecen (Dueñas et al., 2011). A modo de resumen podríamos decir que 6-7 de cada 10 mujeres tienen síntomas físicos, en muchos casos dolor, relacionado con su ciclo menstrual. Como ejemplo para que se pueda entender: muchas de ellas tienen dolor, cansancio e hinchazón durante los 2-3 días de la ovulación, posteriormente hasta que llega la menstruación pasan entre 7-12 y muchas hasta 14 días con SPM acusado para acabar con 4-5 días de sangrado con dolor y así empezar de nuevo el ciclo. En el mejor de los casos unos 15 días con sintomatología acusada, la mitad del mes! Si a una niña le viene su primera regla (menarquia) a los 12 años y hasta los 50 años no se le retirará, querrá decir que todos los síntomas descritos anteriormente la pueden acompañar durant4e casi 40 años (14.600 días) o lo que es lo mismo, la mitad de esos días: 7.300, sufrirá molestias abdominales, dolores, cefaleas, alergias… a mi personalmente me parece muy preocupante.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

– Albert Einstein –

Uno de los objetivos de este articulo es dar claves sencillas para mejorar especialmente la Disminorrea a la que nos referimos desde ahora como DM y el Síndrome Premenstrual al que nos referimos como SPM (lo abordaremos en una segunda parte de este articulo, Salud Hormonal Femenina II). Claves relacionadas con nuestro estilo de vida, alimentación, ejercicio físico, descanso y gestión del estrés. Os aseguro que en la mayoría de casos simplemente modificando nuestra alimentación y haciendo ejercicio físico muchos de los síntomas desaparecen, vamos a ver como debemos hacerlo.

Empecemos con la DM, durante la regla el sangrado es provocado por una inflamación local, las prostaglandinas (sustancias derivadas de los ácidos grasos de las membranas celulares) provocan un vasoespasmo de las arteriolas que aportan sangre al endometrio que hará que se necrose el tejido y se descame o se desprenda una parte de ese endometrio que ha estado engorsándose durante todo el ciclo menstrual. Este proceso no debería ser doloroso o solo mínimamente. Las mujeres que sufren DM tienen problemas para gestionar esta inflamación. Puede ser que falte materia prima para resolver los cuadros inflamatorios (grasa omega 3 principalmente) o que el endometrio se engrose en exceso y provoque una herida demasiado grande al descamarse (normalmente por mala gestión de los estrógenos durante el ciclo, si acumulamos muchos estrógenos el endometrio crecerá en exceso) o por uso de antiinflamatorios AINES de forma repetida en cada ciclo (los AINES mejoran el dolor per merman la capacidad de resolver la inflamación de forma fisiológica ocasionando tejido fibrótico) este tejido per se ya puede ocasionar dolor durante la menstruación.

Durante la inflamación existe una enzima llamada fosfolipasa 2 que hace que a partir del ácido araquidónico de la membrana celular se generen postaglandinas gracias a otra enzima llamada cilcooxigenasa COX, nuestro organismo es capaz de autolimitar esta reacción mediante la producción de Lipoxinas, que no se producen si frenamos la inflamación en cualquiera de las etapas anteriores tomando, por ejemplo, un AINE que inhiba la acción de la COX.

En resumen: los cuadros inflamatorios se resuelven gracias a que a partir de esas prostaglandinas inflamatorias se acaban generando sustancias revolvedoras de las inflamación como las Lipoxinas (compuestos generados a partir del ácido araquidónico de la membrana celular) debemos generar estas Lipoxinas porque se relacionan ampliamente con la inflamación endometrial como se comenta en este articulo por ejemplo G O Canny1 and B A Lessey2 The role of Lipoxin A4 in endometrial biology and endometriosis
Mucosal Immunology (2013) 6, 439–450; doi:10.1038/mi.2013.9 .

La alimentación juega un papel importante en la producción de Lipoxinas, ¿que alimentos nos ayudan a generarlas y por tanto a resolver cualquier cuadro inflamatorio?

Dedicaremos próximamente un post a hablar sobre ello.

Carlos González – Enfermero – Salud integrativa coherente – PNIc

(Visited 6 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *